Las diferencias entre el CBD y el THC

0
58

La utilización de la mariguana se está transformando en una práctica poco a poco más admitida en el mundo entero, puesto que numerosos países han legalizado el consumo de la yerba. Si bien mucho más de 200 miles de individuos fuman yerba en el mundo entero, todavía existe alguna confusión cerca de la planta. seguramente hayas oído a muchas personas usar los términos CBD y THC, muy probablemente de manera mezclable. Esto hay que probablemente al hecho de que el CBD como el THC están libres en muchas formas distintas, como gomitas, geles, extractos, suplementos, aceites y considerablemente más. Si deseas ver la extensa selección de métodos de ingestión del CBD, puedes observar todas y cada una de las opciones libres en Smoke Letrero aquí si navegas por el resto del lugar lograras ver asimismo los diferentes métodos de ingestión de THC.

Una gran parte de la confusión hay que primordialmente al hecho de que los dos cannabinoides se extraen de exactamente la misma planta y tienen objetivos afines desde el criterio medicinal. Este criterio es esencial pues hablamos de un combate entre las ideas occidentales y las habituales de la medicina, y incrementa la confusión, puesto que la medicina occidental quiere detectar una molécula para tratar una patología, al tiempo que la medicina clásica es mucho más holística. Consecuentemente, hay una confusión sobre lo que hacen los dos compuestos, singularmente por el hecho de que la venta de THC aún no es legal en ciertos países, si bien el CBD está libre prácticamente en cualquier sitio, en tiendas de vaporización, farmacias y ciertos mercados.

CBD vs. THC – Los elementos psicoactivos

Para aclarar algo de esta confusión, el CBD no es un ingrediente psicoactivo, lo que quiere decir que no te pondrá. El THC, en cambio, de la misma el alcohol y la cafeína, es una sustancia psicoactiva que altera tu estado mental y su consumo induce un subidón psicotrópico. La utilización del THC tiene bastantes provecho terapéuticos, como que puede accionar como antiinflamatorio, antináuseas, incitante del apetito y asistencia para reposar, entre otros muchos provecho útiles. Lo logra imitando el efecto del 2-AG y la anandamida, que son neurotransmisores producidos naturalmente por el cuerpo humano. Son causantes de la regulación de los hábitos de nutrición y sueño, tal como de la percepción del mal, y de otras incontables funcionalidades anatómicos. Varios gozan de la experiencia del subidón que da el THC, pero otros no, y aquí es donde entra en juego el CBD. El cannabidiol o CBD es el primordial compuesto no psicoactivo que está en la planta de cannabis. Da exactamente los mismos provecho que el THC; no obstante, asimismo es un agente anticonvulsivo, antioxidante y antipsicótico. El CBD tiene exactamente la misma fórmula química que el THC, pero los átomos están preparados de manera diferente. Se emplea primordialmente para tratar la ansiedad, la depresión, el TDAH y las conmociones. Al tiempo que la planta de cannabis tiene dentro tanto THC como CBD, el cáñamo solamente tiene dentro THC y es una rica fuente natural de CBD.

CBD vs THC – La ley

Las leyes similares con la mariguana cambian todo el tiempo en el mundo entero, en tanto que poco a poco más países adoptan un enfoque menos riguroso respecto en venta y el consumo de la planta. Estas leyes asimismo difieren de un país a otro en lo relacionado al CBD y al THC. Como los artículos elaborados con CBD solo poseen trazas de THC, tienden a ser absolutamente legales para el consumo personal en la mayor parte de los países de europa. En USA, por servirnos de un ejemplo, el cáñamo fué eliminado de la Ley de Substancias Controladas, pero el CBD prosigue estando clasificado como sustancia de la Lista I por la DEA (Administración para el Control de Drogas) y la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos). La legislación de holanda contrasta, puesto que el CBD no es legal en lo más mínimo, al tiempo que los Países Bajos han adoptado una política de tolerancia; el cultivo y la producción de cannabis no son legales, pero la venta y el consumo de CBD sí lo son. La norma establecida es que si el consumo de mariguana es legal en tu localidad, asimismo lo es el consumo de CBD, pero cerciórate de investigar las leyes concretas antes de tener alguno de los 2 en tu poder.

¿Es seguro consumir THC y CBD?

Tanto el THC como el CBD son por norma general seguros de consumir. El THC puede ocasionar múltiples resultados consecutivos, como un incremento del ritmo cardiaco, sequedad de boca, tiempos de reacción mucho más pausados, ojos colorados, pérdida de memoria, inconvenientes de coordinación y ansiedad. Se sugiere no conducir maquinaria de construcción en el momento en que se está bajo los efectos del THC, y el consumo alto de THC puede ocasionar efectos siquiátricos negativos en un largo plazo. Los resultados consecutivos del CBD tienen la posibilidad de integrar cambios en el apetito, fatiga, pérdida de peso, mareos y diarrea. Es físicamente irrealizable padecer una sobredosis de CBD, el peor de las situaciones es que te sientas increíblemente somnoliento, pero se sugiere preguntar a tu médico sobre los efectos en el momento en que se combina con otros fármacos. Asimismo es físicamente irrealizable sobrepasarse con el THC, si bien tienes que preguntar a tu médico antes de ingerirlo si tienes inconvenientes cardiacos.