9 causas por las que tus hijos deberían realizar CrossFit

0
92

Y, como debe realizar una aceptable madre, he reclutado a mis 2 hijos a fin de que practiquen este deporte conmigo. Mis hijos son muy dispares entre sí, tanto en personalidad como en género de cuerpo, pero los dos han cosechado las ventajas del box.

Entonces, ¿por qué razón deberían llevarlo a cabo tus hijos? Basándome en mi experiencia en la crianza de pequeños, pienso que las causas son bastante fáciles. Los próximos, sin orden particularmente, son los causantes que motivan mi decisión de tener a mis hijos en CrossFit.

1. Seguridad

He visto importantes cambios en la actitud de los chicos de CrossFit; ciertos de ellos entraron en el box por vez primera con los hombros caídos y la mirada baja. Estos chicos y chicas que carecían de seguridad en sí mismos aquel primer día, el día de hoy andan con la cabeza alta y enormes sonrisas. Saben que están consiguiendo algo, ven actualizaciones visibles en las capacidades, las elevaciones y la agilidad, y los comentarios positivos de los entrenadores fortalecen la autovaloración.

2. Especialidad

En ocasiones, arrear un conjunto de pequeños de 7 a 14 años es un reto. Hablamos de una clase con capacidades muy variadas y, admitámoslo, ciertos pequeños tienen la aptitud de atención de un mosquito. Pero como las clases están bien estructuradas, los pequeños se alinean, conocen el avance de la clase y se autodisciplinan. Aun asisten a sostener la atención del resto a lo largo de toda la hora.

Jake Gapter

3. Respeto

Los entrenadores de CrossFit imponen respeto. En nuestro box, tanto los pequeños como los mayores se «alinean» antes de cada WOD, y hay un enfoque muy ordenado para toda la hora en el box. En el momento en que un entrenador fuerte y capaz se muestra frente a ti, demandando tu atención y respeto, es bien difícil no dárselo. Esto se traslada asimismo fuera del box, y los chicos saben cuándo se necesita su atención.

4. Liberación sensible

Los pequeños reciben lo mismo liberación al permitir que caiga pesos pesados que los mayores. No puedo decirte cuántas ocasiones mi hijo preadolescente se ha quejado de proceder a CrossFit solo para decirme: «Me alegro tanto de haber hecho ejercicio el día de hoy», una vez que la clase haya terminado. Y, en este momento que mi hijo tiene prácticamente 13 años y sus hormonas están revueltas, no hay mejor instante en su historia para poder ingresar a esta clase de desahogo sensible.

5. El vínculo

En el momento en que tus hijos medran, y conforme se aproximan a la adolescencia, es simple perder el contacto. Se atraen por el sexo contrario, y tú te vuelves cada vez menos excelente con cada día que pasa. El CrossFit es una vínculo común que puede ocasionar una charla y manteneros unidos.

6. Mejor desempeño escolar

Múltiples estudios demostraron que el ejercicio puede ser bueno para los pequeños en edad escolar, y recientemente vi un producto que charla de de qué forma los pequeños mucho más pequeños (de 11 años) aprovechan las ventajas académicos del ejercicio hasta la adolescencia. Sé que para mis hijos tener un horario que proseguirles sostiene concentrados, en tanto que saben que solo tienen un número preciso de horas para realizar los deberes.

7. Desempeño deportivo

La optimización del desempeño es probablemente una conclusión previsible, pero es increíble ver el nivel de optimización que tienen la posibilidad de lograr tus hijos en el momento en que se esmeran enserio en CrossFit. En el momento en que mi hijo comenzó a llevar a cabo dominadas con la segunda banda mucho más ancha, el día de hoy puede realizar dominadas con kipping e inclusive ciertas dominadas estrictas. Le costó un tiempo realizar una parada de manos, pero en este momento está cerca de realizar flexiones de manos. Y sus alzamientos asimismo mejoraron bastante.

8. Camaradería

La civilización del CrossFit se prolonga terminantemente a los pequeños, y ningún niño se queda atrás. Pienso que el término de animar a la última personay de instar a tus compañeros a que se esmeren es algo que debería enseñarse en la escuela, ¡y precisamente se enseña en el box! En el momento en que los pequeños se integran por vez primera a CrossFit, los conceptos les resultan precisamente extraños, pero los van asimilando y la civilización se transforma en una sección natural de lo que son. Si un chaval entra que es un tanto mucho más retardado o mucho más enclenque, da igual, es recibido con exactamente la misma aceptación que el más destacable deportista de la clase.

9. En este momento saben lo mala madre (o padre) que eres verdaderamente

Si bien solo sea de ahí que, ¡todas y cada una de las mamás (o progenitores) de CrossFit deberían tener hijos que se asombren de su fuerza y sus capacidades! Cuando tus hijos hayan hecho varios WODs, y sepan lo que se precisa y lo duro que es, ¡desarrollarán un nuevo aprecio con lo que haces en el box!